Alquimia y Espagiria

La palabra Alquimia procede del artículo determinado árabe "al" y el término kemi, que deriva de "khemit" y designa la tierra negra y fecunda que cubre la tierra de Egipto tras las periódicas inundaciones del Nilo.


Así pues Alquimia podría traducirse por "lo de Egipto" o "la ciencia de Egipto"o bien afinando algo "la ciencia de la tierra negra". La Alquimia es una ciencia ancestral y sagrada, pueden rastrearse sus símbolos y conceptos en tradiciones y culturas tan dispares como el antiguo Egipto, la China antigua, el ayurveda hindú o la tradición celta, coincidiendo notablemente su desarrollo simbólico y conceptual más allá de las diferencias culturales.
La Alquimia es ciencia y arte y el alquimista, conociendo las fuerzas de la Naturaleza y el significado profundo de las cosas, intenta ayudarla a realizar su propósito, que es reflejar la perfección de la Unidad, más allá de la aparente multiplicidad del mundo. Trabajando con una materia terrestre y un espíritu celeste, el alquimista despierta en ella con la ayuda de Dios la simiente de Vida que lleva escondida y sabiamente la guía hasta realizar el Propósito que la reúne con la Fuente sagrada de la que partió. Haciendo esto el alquimista se convierte en partero de la Naturaleza y realiza también su verdadero Destino.

LA ESPAGIRIA
Esta palabra fue acuñada por el médico y alquimista Paracelso para definir la utilización de las leyes herméticas y los métodos de la Alquimia a la preparación de medicamentos "despiertos" o vivos, tanto del mundo vegetal como del mineral. Asimismo designa a la forma de sanación basada en la Filosofía Hermética, que entiende la Vida como la relación armónica entre los distintos aspectos que se despliegan de la Unidad en la manifestación del cosmos.
El espagirista a imitación de la Naturaleza, descompone o separa lo impuro, para reunir las partes en un estado más perfecto o armónico según el número, peso y medida, obteniendo así medicinas portadoras del "Espíritus Mundi" o fuerza de la vida en una modulación concreta para sanar al enfermo según lo necesite.
La Espagiria no deja de ser Alquimia con un propósito más sencillo, pero el espíritu que la guía es el mismo que el de su noble Hermana.


LAS QUINCE LEYES O CRITERIOS ESPAGÍRICOS: Toda la ancestral sabiduría recogida en la tradición espagírica, fue resumida por los maestros medievales en 15 leyes fundamentales y filosóficas a las que llamaron LOS CRITERIOS DE LA NATURALEZA, o TACUINUM CRITERIORUM NATURAE. “Tacuinum”, término por cierto latinizado del árabe “taqwim” que significa “sinopsis” o “tabla sinóptica” y que expresa a las mil maravillas la realidad de estas leyes ciertamente sinópticas.

TACUINUM CRITERIORUM NATURAE (Sinopsis de los criterios de la Naturaleza). Más info aquí.
TABLA DE ESMERALDA (Tabula Smaragdina)
Atribuida a Hermes Trismegisto:
Es verdad, sin mentira, cierto y muy verdadero: lo que está abajo es como lo que está arriba y lo que está arriba es como lo que está abajo para hacer los milagros de una sola cosa.

Y así como todas las cosas han sido y han venido de uno por mediación de uno, así todas las cosas han nacido de esta cosa única por adaptación.

El Sol es su padre, la Luna es su madre, el viento la ha llevado en su seno, la tierra es su nodriza; el padre de todo, el Thelesma de todo el mundo, está aquí; su fuerza y potencia serán completas si es convertido en tierra.

Separarás la tierra del fuego, lo sutil de lo espeso, suavemente y con gran industria; subirá de la tierra al cielo y de nuevo bajará a la tierra: de este modo recibe la fuerza de las cosas superiores e inferiores.

Por este medio tendrás la gloria de todo el mundo y toda oscuridad se alejará de ti. Es la fuerza fuente de toda fuerza, pues vencerá toda cosa sutil y penetrará toda cosa sólida. Así fue creado el mundo. De esto se harán y surgirán admirables adaptaciones cuyo medio está aquí.

Por eso he sido llamado Hermes Trismegisto, porque poseo las tres partes de la sabiduría de todo el mundo.

Lo que he dicho de la Operación del Sol está cumplido y acabado.

Santiago Jubany
Conforme a la traducción de la Bibliotheque des Philosphes Chimiques; en “Obras Completas”, Ed. Continente
Español