Image

    Alquimia

    La palabra Alquimia deriva de la voz árabe “al-kimiya” que a su vez viene del egipcio “kêmi”, que designa la tierra negra y fecunda que cubre la tierra de Egipto tras las periódicas inundaciones del Nilo.

    Image
    Así pues, Alquimia podría traducirse por "lo de Egipto" o "la ciencia de Egipto" o bien afinando "la ciencia de la tierra negra". El alquimista, trabajando con una materia terrestre y un espíritu celeste, despierta en ella la simiente de vida que lleva escondida y sabiamente la guía hasta realizar el propósito que la reúne con la fuente sagrada de la que partió. Haciendo esto, el alquimista se convierte en partero de la Naturaleza y realiza también su verdadero destino.
    La Alquimia en al-Andalus se remonta a Egipto, Grecia y posteriormente, a la tradición alquímica oriental, en particular al trabajo de Geber (Jabir Ibn Hayyan, Irán,s.VIII). En tiempo del Califa Abderramán III (Córdoba, 891-961d.C) las doctrinas herméticas toman cuerpo y se difunden, desde Al-Andalus hasta el occidente europeo a través de las traducciones.

    TABLA DE ESMERALDA (Tabula Smaragdina)

    Es verdad, sin mentira, cierto y muy verdadero: lo que está abajo es como lo que está arriba y lo que está arriba es como lo que está abajo para hacer los milagros de una sola cosa.

    Y así como todas las cosas han sido y han venido de uno por mediación de uno, así todas las cosas han nacido de esta cosa única por adaptación.

    El Sol es su padre, la Luna es su madre, el viento la ha llevado en su seno, la tierra es su nodriza; el padre de todo, el Thelesma de todo el mundo, está aquí; su fuerza y potencia serán completas si es convertido en tierra.

    Separarás la tierra del fuego, lo sutil de lo espeso, suavemente y con gran industria; subirá de la tierra al cielo y de nuevo bajará a la tierra: de este modo recibe la fuerza de las cosas superiores e inferiores.

    Por este medio tendrás la gloria de todo el mundo y toda oscuridad se alejará de ti. "Es la fuerza fuente de toda fuerza"*, pues vencerá toda cosa sutil y penetrará toda cosa sólida. Así fue creado el mundo. De esto se harán y surgirán admirables adaptaciones cuyo medio está aquí.

    Por eso he sido llamado Hermes Trismegisto, porque poseo las tres partes de la sabiduría de todo el mundo.

    Lo que he dicho de la Operación del Sol está cumplido y acabado.

    Atribuida a Hermes Trismegisto. Traducción de Santiago Jubany. * Traducción de Abu Omar Yabir.

     

    Conforme a la traducción de la Bibliotheque des Philosphes Chimiques; en “Obras Completas”, Ed. Continente.

     

    Image

    cropped logo dorado2x 80x80

    © 2020 Museo de la Alquimia. All Rights Reserved.

    logoJF